viernes, 22 de enero de 2010

La lección de Haití

El líder de la Revolución Cubana denuncia que Haití constituye una vergüenza de nuestra época, en un mundo donde prevalece la explotación y el saqueo de la inmensa mayoría de los habitantes del planeta. Sostiene que a la población mundial no la amenazan únicamente catástrofes naturales como la de Haití, que es sólo una pálida sombra de lo que puede ocurrir en el planeta con el cambio climático, que fue objeto de burla y engaño en Copenhague


La lección de Haití

Desde hace dos días, casi a las 6 de la tarde, hora de Cuba, ya denoche en Haití por su ubicación geográfica, las emisoras de televisión comenzaron a divulgar noticias de que un violento terremoto, con magnitud de 7,3 en la escala Richter, había golpeado severamente a Puerto Príncipe. El fenómeno sísmico se había originado en una falla tectónica ubicada en el mar, a sólo 15 kilómetros de la capital haitiana, una ciudad donde el 80% de la población habita casas endebles construidas con adobe y barro.

Las noticias continuaron casi sin interrupción durante horas. No había imágenes, pero se afirmaba que muchos edificios públicos, hospitales, escuelas e instalaciones de construcción más sólida se reportaban colapsadas. He leído que un terremoto de magnitud 7,3 equivale a la energía liberada por una explosión igual a 400 mil toneladas de TNT.

Descripciones trágicas eran transmitidas. Los heridos en las calles reclamaban a gritos auxilios médicos, rodeados de ruinas con familias sepultadas. Nadie, sin embargo, había podido transmitir imagen alguna durante muchas horas.

La noticia nos tomó a todos por sorpresa. Muchos escuchábamos con frecuencia informaciones sobre huracanes y grandes inundaciones en Haití, pero ignorábamos que el vecino país corría riesgo de un gran terremoto. Salió a relucir esta vez que hace 200 años se había producido un gran sismo en esa ciudad, que seguramente tendría unos pocos miles de habitantes.

A las 12 de la noche no se mencionaba todavía una cifra aproximada de víctimas. Altos jefes de Naciones Unidas y varios Jefes de Gobierno hablaban de los conmovedores sucesos y anunciaban el envío de brigadas de socorro. Como hay desplegadas allí tropas de la MINUSTAH, fuerzas de Naciones Unidas de diversos países, algunos ministros de defensa hablaban de posibles bajas entre su personal.

Fue realmente en la mañana de ayer miércoles cuando comenzaron a llegar tristes noticias sobre enormes bajas humanas en la población, e incluso instituciones como Naciones Unidas mencionaban que algunas de sus edificaciones en ese país habían colapsado, una palabra que no dice nada de por sí o podía significar mucho.

Durante horas ininterrumpidas continuaron llegando noticias cada vez más traumáticas de la situación en ese hermano país. Se discutían cifras de víctimas mortales que fluctúan, según versiones, entre 30 mil y 100 mil. Las imágenes son desoladoras; es evidente que el desastroso acontecimiento ha recibido amplia divulgación mundial, y muchos gobiernos, sinceramente conmovidos, realizan esfuerzos por cooperar en la medida de sus recursos.

La tragedia conmueve de buena fe a gran número de personas, en especial las de carácter natural. Pero tal vez muy pocos se detienen a pensar por qué Haití es un país tan pobre. ¿Por qué su población depende casi en un 50 por ciento de las remesas familiares que se reciben del exterior? ¿Por qué no analizar también las realidades que conducen a la situación actual de Haití y sus enormes sufrimientos?

Lo más curioso de esta historia es que nadie pronuncia una palabra para recordar que Haití fue el primer país en que 400 mil africanos esclavizados y traficados por los europeos se sublevaron contra 30 mil dueños blancos de plantaciones de caña y café, llevando a cabo la primera gran revolución social en nuestro hemisferio. Páginas de insuperable gloria se escribieron allí. El más eminente general de Napoleón fue derrotado. Haití es producto neto del colonialismo y el imperialismo, de más de un siglo de empleo de sus recursos humanos en los trabajos más duros, de las intervenciones militares y la extracción de sus riquezas.

Este olvido histórico no sería tan grave como el hecho real de que Haití constituye una vergüenza de nuestra época, en un mundo donde prevalece la explotación y el saqueo de la inmensa mayoría de los habitantes del planeta.

Miles de millones de personas en América Latina, África y Asia sufren de carencias similares, aunque tal vez no todas en una proporción tan alta como Haití.

Situaciones como la de ese país no debieran existir en ningún lugar de la Tierra, donde abundan decenas de miles de ciudades y poblados en condiciones similares y a veces peores, en virtud de un orden económico y político internacional injusto impuesto al mundo. A la población mundial no la amenazan únicamente catástrofes naturales como la de Haití, que es sólo una pálida sombra de lo que puede ocurrir en el planeta con el cambio climático, que fue realmente objeto de burla, escarnio y engaño en Copenhague.

Es justo expresar a todos los países e instituciones que han perdido algunos ciudadanos o miembros con motivo de la catástrofe natural en Haití: no dudamos que realizarán en este instante el mayor esfuerzo por salvar vidas humanas y aliviar el dolor de ese sufrido pueblo. No podemos culparlos del fenómeno natural que ha tenido lugar allí, aunque estemos en desacuerdo con la política seguida con Haití.

No puedo dejar de expresar la opinión de que es hora ya de buscar soluciones reales y verdaderas para ese hermano pueblo.

En el campo de la salud y otras áreas, Cuba, a pesar de ser un país pobre y bloqueado, desde hace años viene cooperando con el pueblo haitiano. Alrededor de 400 médicos y especialistas de la salud prestan cooperación gratuita al pueblo haitiano. En 227 de las 337 comunas del país laboran todos los días nuestros médicos. Por otro lado, no menos de 400 jóvenes haitianos se han formado como médicos en nuestra Patria. Trabajarán ahora con el refuerzo que viajó ayer para salvar vidas en esta crítica situación. Pueden movilizarse, por lo tanto, sin especial esfuerzo, hasta mil médicos y especialistas de la salud que ya están casi todos allí y dispuestos a cooperar con cualquier otro Estado que desee salvar vidas haitianas y rehabilitar heridos.

Otro elevado número de jóvenes haitianos cursan esos estudios de medicina en Cuba.

También cooperamos con el pueblo haitiano en otras esferas que están a nuestro alcance. No habrá, sin embargo, ninguna otra forma de cooperación digna de calificarse así, que la de luchar en el campo de las ideas y la acción política para poner fin a la tragedia sin límite que sufren un gran número de naciones como Haití.

La jefa de nuestra brigada médica informó: “la situación es difícil, pero hemos comenzado ya a salvar vidas”. Lo hizo a través de un escueto mensaje horas después de su llegada ayer a Puerto Príncipe con refuerzos médicos adicionales.

Tarde en la noche comunicó que los médicos cubanos y los haitianos graduados de la ELAM se estaban desplegando en el país. Habían atendido ya en Puerto Príncipe más de mil pacientes, poniendo a funcionar con urgencia un hospital que no había colapsado y utilizando casas de campaña donde era necesario. Se preparaban para instalar rápidamente otros centros de atención urgente.

¡Sentimos un sano orgullo por la cooperación que, en estos instantes trágicos, los médicos cubanos y los jóvenes médicos haitianos formados en Cuba están prestando a sus hermanos de Haití!

Fidel Castro Ruz
Enero 14 de 2010 8 y 25 p.m.

jueves, 21 de enero de 2010

Programa de la materia

UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA NACIONAL
LICENCIATURA EN PEDAGOGÍA

FASE CAMPO DE FORMACIÓN Y TRABAJO PROFESIONAL

4to. SEMESTRE

PROGRAMA DE ESTUDIO


EDUCACIÓN Y SOCIEDAD EN AMÉRICA LATINA



HORAS : 4 CREDITOS: 8


Elaborado por los profesores:



Dra. Ma. Del Carmen Jiménez Ortiz
Mtro. Héctor Cifuentes García



Enero, 2006





I. PRESENTACIÓN

La asignatura “Sociedad y educación en América Latina” se ubica en la fase Campos de formación y trabajo profesional del Plan de Estudios de la Licenciatura en Pedagogía y pertenece a la Línea Sociológica del mismo plan. Se relaciona con las asignaturas “Aspectos Sociales de la Educación” del tercer semestre e “Historia de la educación en México” del segundo semestre.

El curso está organizado en cuatro unidades que, desde una panorámica histórica, abordan diversas problemáticas de la sociedad y de la educación en América Latina. Estas unidades son: 1. Colonialismo; 2. Imperialismo y Desarrollismo; 3. Neoliberalismo y Globalización, 4. Proyectos alternativos de educación y cultura.

Para el estudio de los tópicos anteriores se pretende acercarnos a las nociones teóricas y metodológicas y a la información que nos permitan comprender y reflexionar sobre las características y problemáticas de la educación y la cultura de las sociedades latinoamericanas en el marco de su posición internacional histórica, económica y política.

El aprendizaje de los contenidos de este curso requiere del desarrollo de la capacidad de comprensión lectora y de algunas técnicas de indagación documental, en el sentido de propiciar la construcción de una concepción histórica de los procesos socio-políticos y educativos culturales de la región latinoamericana.


II. OBJETIVO

El objetivo general del curso es el estudio y análisis de los proyectos y problemáticas educativas y culturales de la región latinoamericana en sus condiciones históricas socioeconómicas y políticas singulares y su relación con los poderes hegemónicos mundiales..

III. METODOLOGÍA DE TRABAJO

La forma de trabajar los contenidos del curso comprende dos ejes de formación: el primero se refiere a la comprensión lectora, para el cual se organizará la lectura y el análisis de la bibliografía básica por cada unidad. El segundo eje consiste en la adquisición de habilidades de organización de trabajo en equipo para la investigación documental y la exposición frente a grupo. Ello contempla la formación de equipos de estudiantes responsables de la indagación, la elaboración de ensayos y la presentación sobre temáticas y problemáticas emergentes de cada unidad del curso. Para garantizar la calidad del aprendizaje el profesor conducirá y coordinará las actividades, lo que incluye la realización de sesiones introductorias por cada unidad, la presentación de propuestas de temas y problemáticas a desarrollar, así como de dinámicas y mecanismos de trabajo grupal (análisis de las lecturas y presentaciones de trabajos. Asimismo, el profesor se encargará de asesorar a los equipos de estudiantes en la indagación y la elaboración de sus ensayos.
Como material complementario, se sugiere el uso de otros medios didácticos por unidad: tales como películas, obras literarias, presentación de libros, lectura de artículos de revistas y periódicos, asistencia a conferencias, visitas a exposiciones.


V. ACREDITACIÓN

Los requisitos para la acreditación del curso son los siguientes:
1. Asistencia del 90%
2. Participación:
2.1 Entrega individual de reportes de lectura por clase e intervención en el análisis de los contenidos por cada sesión.
2.2 Integración de equipos de trabajo de investigación:
2.2.1 Elaboración de ensayo por equipo
2.2.2 Exposición de ensayo frente a grupo




VI. CONTENIDOS DEL CURSO

UNIDAD 1. COLONIALISMO

En esta unidad se estudia la configuración del sistema mundial de la modernidad-colonialidad, sus significados en la estructuración socio-económica y política y sus implicaciones en la educación y la cultura de los pueblos de la región latinoamericana. Ello comprende el análisis de las siguientes cuestiones:
1.- Ubicación histórica del sistema geoeconómico y geopolítico de la modernidad-colonialidad
2.- Estructura social colonial
3.- Modelos y proyectos educativos y culturales de la sociedad colonial.


BIBLIOGRAFIA BÁSICA:

Galeano, Eduardo, Las venas abiertas de América Latina, “Fiebre del oro, fiebre de la plata”, México, Siglo XXI, 1999, pp. 17-90

Marx, Carlos, El capital. Crítica de la economía política, México, Siglo XXI, 1982, Tomo 1, Vol. 3 Cap. XXIV “La llamada acumulación originaria”.

Stanley, J. y Stein, B.H., La herencia colonial de América Latina, México, Siglo XXI, 1971, Cap. III Sociedad y Forma de gobierno, pp. 56-80

Weinberg, Gregorio, Modelos educativos en la historia de América Latina, Buenos Aires Kapelusz, 1984, Cap.2 La Colonia, pp.41-88


BIBLIOGRAFÍA COMPLEMENTARIA:

Chocano Mena, Magdalena, La América colonial (1492-1763), Síntesis, Madrid, 2000, Cap. 9 La educación, pp. 185-213

Gruzinski, Serge, La guerra de las imágenes. De Cristóbal Colón a “Blade Runner” (1492-2019), Fondo de Cultura Económica, México, 1999

O’ Gorman, Edmundo, La invención de América, Fondo de Cultura Económica. México 1975.

O’Gorman, Edmundo, El arte o de la monstruosidad, Planeta/Joaquín Mortiz, México, 2002, “La idea antropológica del padre Las Casas, Edad Media y Modernidad”, pp.57-70

Wallerstein. Immanuel, El moderno sistema mundial, México, Siglo XXI, 1999, T. I. “2. La nueva división europea del trabajo; ca. 1450-1640”


UNIDAD II. IMPERIALISMO Y DESARROLLISMO.

En esta unidad se estudia la configuración histórica del sistema mundial imperialista y su relación con el surgimiento de los estados nacionales en América Latina, así como sus implicaciones en las políticas de desarrollo socioeconómico, educativo y cultural de la región.
1. Los rasgos históricos del sistema mundial imperialista y la integración económica y política de América Latina a dicho sistema.
2. Modelos y proyectos educativos en la formación de los estados nacionales.
3. Políticas y proyectos educativos en el contexto del desarrollismo y la dependencia.


BIBLIOGRAFÍA BÁSICA

Lenin, V.I., El imperialismo: Fase superior del capitalismo, Moscú, Progreso, 1979

Galeano, Eduardo, Las venas abiertas de América Latina, México, Siglo XXI, 1999.
“Segunda parte: El desarrollo es un viaje con más náufragos que navegantes”, pp.283-436

Weinberg, Gregorio, Modelos educativos en la historia de América Latina, Buenos Aires, Kapelusz, 1984, “5. Liberales y conservadores”, pp. 113-147, y “7. La etapa positivista”, (Brasil), pp. 182-204

Puiggrós, Adriana, Imperialismo y educación en América Latina, México, Nueva Imagen, 1980. Tercera Parte: Desarrollismo y educación y Cuarta parte: Del desarrollismo a la civilización mundial, pp. 117-222.


BIBLIOGRAFIA COMPLEMENTARIA

Aguilar Monteverde, Alonso, El panamericanismo: de la doctrina Monroe a la doctrina Johnson. México, Cuadernos americanos, 1967, pp. 17-25 y 37-95.

Carnoy, Martín, La educación como imperialismo cultural, México, Siglo XXI,, 1984, pp. 151-221

Dos Santos Theotonio, “El nuevo carácter de la dependencia” en Ruy Mauro Marini y Márgara Millán (compiladores), La Teoría Social Latinoamericana. Textos escogidos, Tomo II, México, UNAM, FCPy S/ CELA, 1994.

González Casanova, Pablo, Imperialismo y liberación en América Latina. México, Siglo XXI, 1978, pp. 11-49

Mariátegui, José Carlos, Siete ensayos de interpretación de la realidad peruana, México, Solidaridad, 1969, “El proceso de la instrucción pública”, pp. 117-173

Mariátegui, José Carlos, “¿Existe un pensamiento hispanoamericano?” y “El iberoamericanismo y el panamericanismo”, en: Leopolodo Zea (compilador), Fuentes de la Cultura Latinoamericana, T. II, México, Fondo de Cultura Económica, 1995, pp. 39-45

Martí, José “El sentido de la educación” en: Juan Manuel de la Serna, Ideas pedagógicas en el Caribe, México, Caballito/SEP,, 1985, pp. 49-74

Martí, José, “Nuestra América”, en: Leopoldo Zea (compilador), Fuentes de la cultura latinoamericana, México, Fondo de Cultura Económica, Tomo I, 1995, pp. 119-127

Medina Echevarría, José, Filosofía, educación y desarrollo,, México, Siglo XXI, 1979, pp. 105-119

Morales Gómez, Daniel (compilador), La educación y desarrollo dependiente en América Latina, México, Gernika, 1979

Rama, Germán, Educación, participación y estilos de desarrollo en América Latina, Buenos Aires, CEPAL- Kapelusz, 1984, pp. 9- 74

Stavenhagen, Rodolfo, “Siete tesis equivocadas sobre América Latina” en: Ruy Mauro Marini y Márgara Millán (compiladores), La teoría social latinoamericana. Textos escogidos, Tomo II, México, UNAM, FCPyS/ CELA, 1994

Yankelevich, Pablo, “Por mi raza hablará el espíritu. América Latina en el horizonte de los universitarios mexicanos”, en: Revista Universidad de México, Nueva época, UNAM, No. 622, abril de 2003

Zapata, Francisco, Ideología y política en América Latina, México, El Colegio de México/ Centro de Estudios Sociológicos, Jornadas 115, 2001


UNIDAD III. NEOLIBERALISMO Y GLOBALIZACIÓN

El objetivo de esta unidad es el estudio de las políticas neoliberales de integración de la región latinoamericana a los procesos de globalización tecnológica y de los mercados. El desarrollo de esta unidad girará en torno a las siguientes cuestiones:

1. Modelo neoliberal y la reforma de los estados nacionales
2. La globalización mercantil y tecnológica y las reformas educativas en América Latina. Los modelos y estrategias de integración de los organismos internacionales.
3. La problemática educativa y cultural de las naciones latinoamericanas en el contexto de la globalización.



BIBLIOGRAFÍA BÁSICA:

Jiménez Cabrera, Edgar, “El modelo neoliberal en América Latina”, en: Sociológica, año 7 número 19 de mayo- agosto 1992, Universidad Autónoma Metropolitana- Azcapozalco.

Ornelas Delgado, Jaime, El neoliberalismo realmente existente, México, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, 2001, “I. El neoliberalismo”, pp. 13-37

Hopenhayn, Martín, Ni apocalípticos ni integrados: Aventuras de la modernidad en América Latina, México, “Crisis de legitimidad en el Estado planificador”, México, Fondo de Cultura Económica. , 1995, pp. 180-212

De Rivero, Oswaldo, El mito del desarrollo. Los países inviables en el siglo XXI, Lima, Fondo de Cultura Económica, 2001, “I. El ocaso del Estado-nación”, pp. 23-58

Coraggio, José Luis y Rosa María Torres, La educación según el Banco Mundial, Buenos Aires, Miño y Dávila, 1997

Jiménez Ortiz, María del Carmen, Los organismos internacionales y su incidencia en la formación de los profesionales de la educación en América Latina, Tesis de Doctorado, Coordinación del Programa de Posgrado en Estudios Latinoamericanos, Humanidades y Ciencias Sociales, UNAM, México, 2003, Cap. I Los organismos internacionales y la modernización de las sociedades latinoamericanas. Del desarrollismo al neoliberalismo, pp. 1-83

Puiggrós, Adriana, “Educación y sociedad en América Latina de fin de siglo: del liberalismo al neoliberalismo pedagógico”, en: Estudios Interdisciplinarios de América Latina y el Caribe. ( Educación y política en América latina, Vol. 10, No. 1, enero-junio, 1999. http://www.tau.ac.il/ieal/X_1/puiggros.html, 15/06/2001

Apple, Michael A, Tomaz Tadeu Da Silva y Pablo Gentili . Cultura, política y currículum, Buenos Aires, Lozada, 1997, “Capítulo 4. El neoliberalismo y la naturalización de las desigualdades: genética, moral y política educativa”, pp. 83-110



BIBLIOGRAFÍA COMPLEMENTARIA

Banco Mundial, Prioridades y estrategias para la educación, Washington, 1996, Cap. “El Banco Mundial y la Educación, pp. 162-174.

CEPAL-UNESCO, Educación y conocimiento: Eje de la transformación productiva con equidad, CEPAL, Oficina Regional de Educación para América Latina, Santiago de Chile, 1992.

Galeano, Eduardo, Patas Arriba, La Escuela del mundo al revés, México, Siglo XXI, 1998

Dieterich, Heinz. Globalización, exclusión y democracia en América Latina, México, J. Mortiz,, 1997

Petrella, Ricardo, “ Mundialización e Internacionalización. La dinámica del orden mundial emergente”, en: Viento del Sur, No.10 1977, pp. 44-58

Villoro, Luis, “Del Estado homogéneo al Estado plural”, en: César Fuentes Hernández, editor, Lecturas básicas II. Contexto cultural social y económico de México y América Latina, México, Universidad Autónoma Metropolitana- Xochimilco, 2003




UNIDAD IV. PROYECTOS ALTERNATIVOS DE EDUCACIÓN Y CULTURA

El objetivo de esta unidad es acercarnos al estudio de las nuevas corrientes teóricas y metodológicas de las ciencias sociales en América Latina y sus planteamientos de revaloración y reinterpretación de la historia, de la cultura y del desarrollo y bienestar social de las comunidades y de la población en general.. Para ello se abordarán los siguientes temas:

1. Crítica a los saberes coloniales y al eurocentrismo
2. Proyectos educativos populares y construcción de sociedades democráticas, plurales e incluyentes
3. Los debates sobre la educación, el conocimiento y el desarrollo sustentable




BIBLIOGRAFÍA BÁSICA:

Quijano, Aníbal, “Colonialidad del poder, eurocentrismo y América Latina”, en: Edgardo Lander, editor, La colonialidad del saber: eurocentrismo y ciencias sociales. Perspectivas latinoamericanas, Venezuela, Facultad de Ciencias Económicas/Instituto Internacional de la UNESCO para la Educación Superior en América Latina y el Caribe, 2000, pp. 281-348

Antunes Prado, Adonia, “América Latina: educación y colonialidad”, en: Estudios Sociológicos, El Colegio de México, Vol. XXII, No. 64, enero-abril, 2004, pp. 151- 168.

Freire, Paulo, Pedagogía de la Esperanza, México, Siglo XXI,, 1996.

Roitman Rosenmann, Marcos, “Formas de Estado y democracia multiétnica en América Latina”, en: Pablo González Casanova y Marcos Roitman R., Democracia y estado multiétnico en América Latina, México, UNAM-Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades/ La Jornada, 1996, pp. 37-61

Stavenhagen, Rodolfo, “Cultura y sociedad en América Latina: una revalorización”, en: Estudios sociológicos, Colegio de México, Vol.. IV, No. 12, sept.-dic. 1986, pp. 445-457

García Canclini, Néstor, “Políticas culturales: de las identidades nacionales al espacio latinoamericano”, en: César E. Fuentes Hernández, editor, Lecturas básicas II. Contexto cultural social y económico de México y América Latina, México, Universidad Autónoma Metropolitana- Xochimilco, 2003, pp. 67-94

Stavenhagen, Rodolfo, “Valores y disyuntivas en el desarrollo sostenible”, en: Globalización económica y desarrollo sostenible en América Latina y el Caribe, III Foro del Ajusco del Colegio de México, 5 de septiembre de 1996. México, mimeo, 1996.



BIBLIOGRAFÍA COMPLEMENTARIA:

Gelinas, Jaques, “Los de afuera: indios y campesinos”, en: Cariola Barroilhet, Patricio (Comp.) La educación en América Latina, México Limusa,, 1981 pp. 87- 114.

Guevara Ávila, J.P., De utopías y futuro desarrollo sustentable e integración en América Latina, Unidad de Análisis de Política Exterior- Liga de defensa del Medio Ambiente, La Paz, Bolivia. 1996. pp.35-58.

Mignolo, Walter, “La colonialidad a lo largo y a lo ancho: El hemisferio occidental en el horizonte colonial de la modernidad”, en: Edgardo Lander, editor, La colonialidad del saber: eurocentrismo y ciencias sociales, perspectivas latinoamericanas, Venezuela, FACES-UCV/IESALC-UNESCO, 2000

Ornelas Delgado, Jaime, ¿Es el desarrollo sustentable una opción viable?, en: Revista Ciudades 34, Abril- Junio1997, RNIU, Puebla, México1997.pp.56-63.

Villoro, Luis. Estado Plural, Pluralidad de Culturas. México, Paidós/UNAM, 1998.

Wallerstein, Immanuel, “El eurocentrismo y sus avatares”, en: New Left Review, No. 0, enero, 2000, pp. 97-113





MATERIAL DIDÁCTICO COMPLEMENTARIO

Se sugiere material audiovisual como: La Misión, Estación Central, Cuba va.